domingo, 24 de noviembre de 2013

LOS ROLES, LA MUJER (parte I)

LOS ROLES

Hoy en día resulta muy difícil establecer un rol específico tanto para hombres como para mujeres, cada vez es más peligroso intentar definir un papel para cada género pues, a diferencia de lo que pasaba anteriormente, hoy en día hay más libertad, la sociedad es más dinámica y va cambiando constantemente y los roles se van adaptando a las necesidades colectivas o las mismas personas adecuan el rol según su conveniencia… ¿Pero y como es eso de la conveniencia?
 
Creo firmemente en que el rol de los hombres y de las mujeres en una relación no debe ser el mismo; cada género debe desempeñar un papel diferente para poder conseguir una armonía en la relación y así poder complementarse de manera sana y equilibrada. Pero ¿cómo se consigue esto?, es aquí en donde las personas vienen a desempeñar un papel y a comportarse de cierta manera, es aquí donde el rol es el protagonista y a través de éste se supone que se logra conseguir lo deseado. El problema es que ya no hay un rol, hay muchos roles y cada uno de ellos es desempeñado tanto por hombres como por mujeres, sin distinción alguna, lo que genera una confusión y un caos cuyo resultado único es una competencia innecesaria que lleva a la destrucción y desnaturalización de las relaciones. Las mujeres, con el argumento de la liberación femenina, quieren ser como los hombres y los hombres viéndose amenazados quieren ser más hombres, o también sucede que los hombres, al ver a las mujeres queriendo ser lo que ellos son, dejan de ser lo que ellos deberían ser dejándoles el camino libre, deformando el “orden” de las cosas.  
 
LAS MUJERES (primera parte)*
 
Siempre he creído que la mujer juega el papel principal en una relación, es ella la que debe cargar con el peso de la misma… Y no estoy queriendo decir que seamos nosotras las mujeres las que debamos hacer, aguantar y soportar todo para que la relación funcione, ni más faltaba, una relación es de dos y por lo tanto son las dos personas las que deben velar porque la armonía y felicidad se alcancen. Lo que quiero decir es que las mujeres somos las que determinamos el rumbo de la relación, siempre seremos capaces de direccionarla en el sentido que queramos, las mujeres tenemos ese poder y muchas veces lo olvidamos.
 
Las cosas como son: las mujeres podemos conseguir todo aquello que queremos, simplemente tenemos que ser inteligentes y saber utilizar la infinidad de armas que tenemos a nuestro alcance (la feminidad, la ternura, la compasión, la firmeza, entre otras), el problema es que la mayoría, intentando igualarse a los hombres, olvidan su condición y se empiezan a preocupar más por reivindicar unos derechos, que no han perdido, y se concentran más en demostrarle no solo a su pareja, sino al resto de la humanidad, que ellas son “alguien”, que son libres e independientes y que no nacieron para sacrificarse por un hombre, o muy por el contrario, su crianza y percepción de las cosas les enseño que sin un hombre no pueden vivir y que para tener uno al lado hay que hacer todo lo que esté al alcance, incluso pasando por encima de ellas mismas. CRAZO ERROR, en cualquiera de los dos casos las mujeres han perdido el norte intentando jugar un papel que no les corresponde y entonces se quejan de por qué todo les sale mal y por qué “todos los hombres” son iguales y ninguna relación les funciona… Si elegimos el camino que no es el indicado entonces es lógico que los resultados no vayan a ser los esperados.
 
Pero, ¿que es lo que ha pasado? No todo es “responsabilidad” de la modernidad ni de la “liberación femenina” es más bien responsabilidad de las mujeres y de cómo hemos tomado e interpretado esa liberación… El feminismo** no es más que una excusa y un argumento que utilizamos para decir que tanto hombres como mujeres somos lo mismo y podemos hacer lo mismo, es un llamado para reclamar la igualdad frente al sexo masculino… Es la justificación perfecta para cambiar de rol…  ¿será esto cierto? ¿será que realmente eso es lo que queremos? y, ¿será que realmente así funcionan las cosas?
 
La liberación femenina y todo esto del feminismo es un movimiento conveniente para cambiar de rol simplemente porque algunas mujeres no saben como obtener lo que quieren  y no se han dado cuenta que (i) es tan sencillo que solo se logra desempeñando responsablemente el rol que nos fue asignado naturalmente, y (ii) complicamos más las cosas intentando desempeñar un rol que no nos corresponde e intentar ser alguien que no somos.


*Esperen la segunda parte dentro de 8 días.
**Cuando me refiero al feminismo estoy haciendo referencia a cuando éste se toma de manera light. No es mi intención quitarle valor y reconocimiento a ese movimiento e ideología que tiene cosas muy valiosas, entre otras, el cuestionamiento de la violencia de los hombres sobre las mujeres.