domingo, 9 de marzo de 2014

EL "MOLDE" (parte II)

 I.                     El Molde Adecuado

El molde adecuado es aquel que es creado por el corazón y no por el ego, este molde tiene la forma adecuada para que encaje la figura que puede brindarnos felicidad y tranquilidad, es el molde perfecto que muchas veces deformamos por ideas erróneas y equivocadas de lo que es el amor y de lo que es la persona correcta.

No hay personas buenas o malas, simplemente hay personas compatibles y no compatibles; seguramente lo que para una persona es una cualidad para otra puede ser un defecto. El problema radica en que cada persona se hace un ideal de la pareja perfecta y una vez obtenido ese ideal no queremos apartarnos de el y no nos damos la oportunidad de conocer personas que se aparten del estereotipo creado por nosotros, pero ¿quién nos dijo que ese estereotipo es realmente lo que necesitamos y lo que nos haría felices?, ¿nos hemos preguntado de donde sacamos las características y cualidades que debe tener nuestra “pareja ideal” y si realmente vienen del corazón?.

Como se dijo anteriormente, muchas veces creamos el molde de acuerdo a lo socialmente aceptado o a lo que consideramos bueno y no nos damos cuenta que es eso justamente lo que no queremos y lo que no necesitamos entonces, por ejemplo, una mujer cree que su hombre perfecto debe ser un ejecutivo, de familia prestante, que debe tener un carro de marca y vivir en un buen sitio, que debe ser buen mozo y con una vida social agitada y empieza a buscar hombres así sin darse la oportunidad de conocer a otros que no cumplan con los requisitos, de conformidad con este ejemplo se pueden dar varias situaciones:

· La mujer empieza a salir con hombres que se adaptan a su estereotipo pero ninguna relación le funciona, conoce muchos que encajan en su molde ficticio pero siempre hay algún pero y no se siente a gusto, de todas formas, como los hombres con los que sale se ajustan a su molde sigue buscándolos con características iguales sin darse cuenta de que el problema no esta en las personas con las que ha salido sino en el molde que ha creado y por eso nada le va a funcionar. Cuando esto pasa las mujeres deciden conformarse con el menos peor de todos sin saber que allá afuera puede estar el hombre perfecto pero, como se sale de su molde, ni siquiera se entera de que existe porque nadie que no cumpla con sus exigencias es tenido en cuenta.
· La mujer a creado un estereotipo socialmente aceptado que, aunque sabe que no la hace feliz y no llena sus expectativas, decide seguir buscando hombres que cumplan con éste simplemente por el que dirán, sacrificando así su tranquilidad y felicidad.
· La mujer conoce a un hombre que la hace feliz y que llena sus expectativas pero este se sale de su molde entonces, en vez de darse una oportunidad a ver si las cosas funcionan, lo rechaza por que no esta dentro de su estereotipo y sigue buscando hombres que cumplan con sus requisitos y no se da cuenta de que el que se sale de su molde es el perfecto para ella y el que la puede hacer feliz.

Si nos damos cuenta, el estereotipo creado por la mujer en el ejemplo anterior no incluye ninguna característica de la personalidad del hombre si no solo cosas externas concernientes a su posición social y económica. Si buscamos nuestra felicidad y tranquilidad en un hombre que solo tiene cosas materiales buenas para ofrecer como es que pretendemos ser felices? Las cosas materiales ayudan bastante, si, pero la verdadera felicidad la podemos encontrar en las cualidades de la persona y no en sus bienes, y es en las cualidades de la persona y su forma de ser donde se reflejan las características perfectas para que la figura encaje en el molde adecuado.


Nadie dice que dejemos a un lado las cosas externas como la posición social y económica, el nivel de educación, etc. porque en realidad estas también son importantes, en mayor o menor medida dependiendo de cada uno, lo que no debemos hacer es darles prioridad y ponerlas por encima de la esencia de la otra persona y lo que tiene para brindarnos en términos de trato, entendimiento, valores, amor, etc. ya que son estas cosas las que van a ser el complemento ideal para nosotros y las que van a hacer que un hombre sea ideal.